Sede Corralitos

Ubicada en el municipio de Pulí, Cundinamarca, a tres horas de Bogotá, es una reserva de 390 has de bosque seco tropical consagrada a la manifestación de una nueva conciencia individual y colectiva.

Corralitos fue una finca agropecuaria productiva abandonada en 1997 debido al conflicto armado. Muchos de los habitantes de la zona se desplazaron por la violencia, y en 2017 Pulí fue declarada una de las zonas más afectadas por el conflicto: ZOMAC. En 2019 Auromira la recibe en comodato, en ruinas, ya no quedan cercas, equipos, construcciones, conexiones de energía eléctrica, sistemas de aguas, etc.

Desde 2019 hasta marzo de 2020 se hizo un primer diagnóstico sobre la importancia ambiental del predio con el apoyo de un profesor de la universidad Eafit. Se creó una Parcela de Monitoreo Permanente de Bosque Seco Tropical (PMP BsT) gracias a la universidad del Tolima que guio la tesis de grado de una estudiante de la universidad del Magdalena. Con el Instituto Alexander von Humboldt se realizó un primer muestreo de escarabajos.

La primera labor fue la demolición de las ruinas y estas sirvieron de inspiración para la obra de una artista gráfica. En la adecuación de Corralitos se construyeron kioscos, se conectaron tanques de agua, se adaptó una cocina, dos bodegas y un baño seco. También se hizo un vivero de plantas nativas de bosque seco tropical y  una huerta, se sembraron frutales y se inició un plan piloto de panales de abejas.

Cuando Auromira llega a la zona, invita a la comunidad más cercana de la vereda de La Libertad para socializar la PMP BsT. Los campesinos alojan y reciben a los biólogos en la escuela abandonada, donde meses más tarde es creada una biblioteca comunitaria y un salón de juegos. Con apoyo del CIPAV y del Instituto Humboldt se realizó una salida de campo a la finca El Chaco, Tolima, para que la comunidad conociera proyectos de ganadería sostenible. En diciembre de 2019 se organizó un Taller de instrumentos musicales y canto de villancicos para los niños de La Libertad.

Auromira tenía planeada la creación de una huerta comunitaria en la escuela de La Libertad con una líder de Montes de María, y por la pandemia el proyecto está aplazado. Debido al confinamiento, Auromira Corralitos se dedicó a la restauración pasiva del Bosque Seco Tropical. Se están arreglando cercas para evitar el pastoreo, limpiando acequias y lagos.

Un Sueño

Texto escrito por Mirra Alfassa (La Madre) en 1954 que ha servido de fuente de inspiración para la creación de una ciudad en el sur de la India, Auroville, y otros lugares de crecimiento de conciencia en diferentes partes del mundo. Debería haber en alguna parte sobre la Tierra un lugar del cual ninguna nación tendría el derecho de decir: “Es mío”; donde todo ser humano de buena voluntad con una aspiración sincera pudiera vivir libremente como un ciudadano del mundo y no obedecer más que a una sola autoridad, la de la verdad suprema; un lugar de paz, de concordia, de armonía, donde todos los instintos guerreros del ser humano serían utilizados exclusivamente para vencer las causas de sus sufrimientos y de sus miserias, para superar sus debilidades y sus ignorancias, para triunfar sobre sus limitaciones y sus incapacidades; un lugar donde las necesidades del espíritu y la preocupación del progreso serían más importantes que la satisfacción de deseos y pasiones, la búsqueda de placeres y el goce material. En este lugar, los niños podrían crecer y desarrollarse integralmente sin perder el contacto con su alma; la instrucción sería dada, no con miras a pasar exámenes o a obtener certificados y puestos, sino para enriquecer las facultades existentes y hacer nacer nuevas. En este lugar, los títulos y las posiciones serían reemplazados por oportunidades de servir y de organizar; las necesidades básicas del cuerpo serían provistas igualmente para todos, y la superioridad intelectual, moral y espiritual se traduciría dentro de la organización general, no por un aumento de los placeres y de los poderes de la vida, sino por un crecimiento de los deberes y de las responsabilidades. La belleza bajo todas sus formas artísticas, pintura, escultura, música, literatura, sería accesible a todos por igual; la capacidad de participar en las alegrías que ella da estaría limitada únicamente por la capacidad de cada uno y no por la posición social o financiera. Porque en este lugar ideal, el dinero no sería más el señor soberano; el valor individual tendría una importancia muy superior a aquella de las riquezas materiales y de la posición social. El trabajo no sería el medio de ganarse la vida, sino el medio de expresarse y de desarrollar sus capacidades y sus posibilidades, brindando servicio al conjunto del grupo que, de su lado, proveería para las necesidades de la existencia y el campo de acción de cada uno. En resumen, sería un lugar donde las relaciones entre seres humanos, que normalmente están basadas casi exclusivamente en la competencia y la lucha, serían reemplazadas por unas relaciones de superación para hacer el bien, de colaboración y de fraternidad real. La Tierra no está lista para realizar un ideal parecido, porque la humanidad no posee aún el conocimiento suficiente para comprenderlo y adoptarlo, ni la fuerza consciente indispensable para su ejecución; y es por eso que lo llamo un sueño. Sin embargo, este sueño está en vía de volverse una realidad; y es por esto que nosotros nos esforzamos… a una muy pequeña escala, a la medida de nuestros reducidos medios. La realización está ciertamente lejos de ser perfecta, pero ella es progresiva; y poco a poco nosotros avanzamos hacia nuestra meta que, esperamos, podrá un día ser presentada al mundo como un medio práctico y eficaz de salir del caos actual, para nacer a una vida nueva más armoniosa y más verdadera.

“Un nuevo mundo basado en la Verdad y que rechaza la vieja esclavitud a la falsedad quiere nacer.
En todos los países hay personas que lo saben, o al menos lo sienten.
A ellas las llamo: ¿Quieren participar?”

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - $0